fbpx

POST BLOG 10 04

Ponte en situación. Estás embarazada y ya tienes un pequeño aventurero. ¿Cómo decirle que va a dejar de ser hijo único y que va a llegar otr@ rey a la casa?

La llegada de un nuevo miembro a la familia es una gran noticia que hay que dar en el momento adecuado y teniendo en cuenta una serie de tips que nos harán la vida un poquito más fácil. Lo mejor es hablar con el/la futur@ herman@ mayor alrededor del cuarto mes de embarazo. Si es pequeño le costará entenderlo y mostrarle tu tripita creciendo le ayudará. A partir del momento en el que se lo digamos es aconsejable comenzar a hacer pequeños avances cada día para que no sea un cambio repentino el día que llegamos con el nuevo mini-aventurero del hospital a casa. El hermano mayor dará rienda a su curiosidad y la lista de preguntas será infinita, seguro que muchas de ellas te provocan una carcajada. La mejor opción es ser claros y honestos explicándoselo de una manera sencilla y dulce.

El tiempo que tardemos en adaptarnos toda la familia a la nueva situación dependerá en parte de cómo nos preparemos y del posparto qué tengamos.

La manera de hablar con el hermano mayor depende de la edad que tenga. No será igual si tiene 2 años o 7 pero lo que está claro es que cuanto más preparados estemos mejor. Te dejamos unos pequeños consejos que te serán de gran utilidad.

¿Cómo dar la noticia al peque de la casa?

Evitar hacer la típica pregunta de si quiere tener un hermanito o hermanita, porque puede decir que no y a ver qué hacemos 😊

Ser directos y decirle que vais a tener un bebé que será su hermanito o su hermanita.

· Crea un vínculo entre ellos dos incluso desde antes de nacer. Puede hablarle, cantarle, notarle dentro de la barriga… de manera natural y cuando él esté preparado.

· Involucrarle en todo lo que se pueda. Pedirle su opinión para el nombre, la decoración, la ropita, nos puede ayudar con la bolsa del hospital o preparar algún regalo para el día que se conozcan. No hay nada más eficaz para ganarte a tu bebé que hacerle sentirse mayor y cómplice.

· Si puede oír el corazón de su hermano o verle en una revisión médica sería… ¡genial y una aventura hiperalucinante!

· Contarle que va a ser como cuando él o ella nació. Le podéis enseñar fotos de mamá embarazada o de sus primeros días de vida con papá y contarle anécdotas de cuando era un bebé. Las anécdotas ¡nunca fallan!

· Si es el príncipe o princesa de mamá será ideal empezar a crear relaciones más fuertes con otros miembros de la familia que podrán estar con él cuando mamá esté ocupada con el nuevo hermanito, por ejemplo, durante la lactancia.

· Explicarle que cuando nazca su hermanit@ entre todos le cuidarán y que pronto podrán jugar juntos.

Cuando llegué el nuevo bebé tu peque estará preparado y no le esperarán sorpresas, incluso estará emocionado por conocerle. Lo mejor es intentar que no haya cambios bruscos y hacerles ver que ambos son importantes compartiendo tiempo y momentos de calidad juntos y en familia.

Si aparecen los celos, lo habitual es que ni sean graves ni duren mucho. Este sentimiento es normal, tu peque se está acostumbrando a los cambios y pronto de adaptará.

Con el paso del tiempo toda la familia se irá amoldando al nuevo aventurero y pronto los hermanos serán inseparables. 

Herman@ mayor… ¡enhorabuena por la llegada de tu nuevo compi de aventuras!