fbpx

Cuando os convertís en padres por primera vez, es normal que surjan muchas dudas en todo lo relacionado con el bebé: cuidados, alimentación, etc. Algunas de las dudas más frecuentes entre las nuevas mamás, están relacionadas con la lactancia, y es que la alimentación es fundamental a la hora de velar por la salud de los bebés. Por ello, en el post de hoy queremos tratar de resolver algunas de las dudas más frecuentes sobre lactancia.

¿Cuál es la mejor posición para la madre y el bebé?

Lo mejor a la hora de dar el pecho es estar en una postura cómoda, ya que vas a pasar un buen rato en la misma posición, y si tú estás cómoda, lo estará también el bebé. Lo ideal es estar sentada con la espalda y los brazos apoyados. El cuerpo del bebé tiene que estar orientado hacia el de la madre, y la cabeza colocada delante del pecho. La boca del pequeño debe estar bien abierta, y no cubrir solo el pezón, así la succión estimulará la producción de leche materna, y evitará que se produzcan molestias, así como la aparición de grietas.

Hay múltiples posiciones para dar el pecho al bebé, pero lo ideal es que encuentres aquella en la que te sientas más cómoda. Como te hemos comentado arriba, sentada con la espalda y los brazos apoyados es una de las más comunes. También puedes tumbarte de lado en la cama y dar el pecho de esta manera.

Al final, se trata de encontrar aquella posición en la que mejor te sientas, y en la que observes que mejor se alimenta tu bebé.

¿Duele dar el pecho?

Los primeros días de lactancia es normal que notes molestias al alimentar al bebé, pero deberían desaparecer al cabo de un par de días. Si pasados los primeros días, te duele el pecho, o los pezones mientras lacta el bebé, es que algo no anda bien. El buen agarre del bebé es la clave, ya que cuando no lo está, lo normal es que duela el pecho mientras se alimenta. Si esto te ocurre, separa al bebé y vuelve a colocarlo. Si el bebé solo succiona el pezón pueden producirse grietas, por eso lo mejor es que su boca cubra parte de la aureola.

Hoy en día existen múltiples productos para proteger los pezones doloridos y agrietados, y así evitar las rozaduras que por ejemplo, pueden producirte la ropa.

¿Cada cuánto debe comer?

El bebé se alimentará a demanda, por lo que las tomas son libres. Cuando notéis que quiere lactar, hay que ponerle el pecho. La leche materna es fácil de digerir, por lo que lo es normal que no transcurra mucho tiempo entre tomas, pero no os asustéis, es lo común y eso no quiere decir que en la toma anterior se haya quedado con hambre.

Uno de los signos más frecuentes que muestran los bebés lactantes cuando tienen hambre, es llorar. Si observas, además, que succiona los objetos que tiene alrededor, o que hace el reflejo de búsqueda del pecho, es que tiene hambre. Recuerda que, la mayoría de los recién nacidos se alimentan cada par de horas aproximadamente.

La toma no tiene una duración determinada, y es mejor que así se mantenga, ya que el bebé se alimenta a demanda, y se retirará cuando esté satisfecho.

La producción de leche por parte de la madre, está directamente relacionada con la succión del bebé.

¿Puedes usar sacaleches?

El uso o no de sacaleches, depende en gran parte de la cantidad de tiempo que puedas pasar con tu bebé al día. También es muy útil si tu bebé no puede alimentarse directamente del pecho.

Habituarse al sacaleches no siempre es fácil, pero no te desesperes si las primeras veces no consigues sacar grandes cantidades, es lo normal, puesto que el sacaleches no despierta en ti los mismos sentimientos que tu bebé.

A la hora de usarlo es mejor que evites las interrupciones, por lo que elige un lugar tranquilo, y en el que puedas estar en una posición cómoda.

El sacaleches puede ayudar cuando tienes los pezones doloridos por una mala succión del bebé. Si sientes molestias o rozaduras puedes bajar al aparato el nivel de succión.

Esperamos que nuestro post os haya resultado útil, y que os haya ayudado a resolver algunas de las primeras dudas que se presentan en casa con la llegada del nuevo miembro de la familia.

¡¡Mucha suerte en esta nueva etapa y aventura que iniciáis!! Si tenéis dudas no os olvidéis de dejarlas en los comentarios.

Puedes dejarnos tus comentarios sobre este post, o sobre temáticas que te gustaría que tratemos en este espacio, y no olvidéis seguirnos en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Qué paséis un feliz día!