fbpx

primeras palabritas

Uno de los momentos más bonitos cuando tenemos un bebé es escucharle decir sus primeras palabritas. La edad a la que esto ocurre puede variar mucho y depende del entorno en el que crezca nuestro  niño o de las propias características del niño. Los papis no tenemos por qué preocuparnos si nuestro pequeñín tarda más en aprender a hablar, cada niño es un mundo, y el desarrollo del lenguaje en ellos no tiene por qué ocurrir al mismo tiempo. No obstante, hay métodos de estimulación que nos podrán ayudar a animar a nuestro hijo a hablar.

Normalmente hasta los 18 meses un bebé no empieza a balbucear “papá” o “mamá”, aunque previamente ya los hemos oído pronunciar algunas vocales o palabras como “ajo”, que no son otra cosa que palabras que el niño ha escuchado e intenta reproducir. Esa es su manera de hacerlo. Con dos años el niño ya es capaz de completar frases de un par de palabras y entre los tres y cinco añitos comenzarán sus primeros aprendizajes de números, colores, canciones infantiles. Es en estos años cuando tenemos que estar más pendientes de la estimulación de la que hablábamos anteriormente.

Algunos trucos para estimular a nuestro bebé, además de estar muy pendiente de él, es hablarle muy despacito, por ejemplo, y de manera muy expresiva. Juega con él y con las palabras, pero teniendo mucho cuidado en no hablar como él habla. Sí lentamente, pero no respondiendo a sus acciones de forma infantil. Intenta corregirle las palabras que dice mal y hazle partícipe de tus conversaciones.

Aunque estas evoluciones, como hemos dicho, varían dependiendo del niño con el que tratemos, es recomendable que si nuestro pequeñín con 18 o 19 meses no es capaz de articular vocales o decir palabras sencillitas como “papá” o “mamá”, acuda a un especialista. Este logopeda podrá ayudarnos a descubrir el por qué del problema. Muchas veces nos encontramos ante falta de estimulación, pero otras, pueden ser causas neurológicas  las que originen esto.

Imagen| Bigstockphoto