fbpx

El pasado viernes, 4 de octubre, se celebraba el Día Mundial de la sonrisa. Y ¿qué mejor excusa que ser mamá para sonreír? Esta fiesta mundial que intenta promover el positivismo y eso de ponerle una sonrisa a la vida, nació a raíz de la figura del artista Harvey Ball. A él se le atribuye la creación de la carita sonriente de “smiley” en 1963 (ese circulito amarillo con una sonrisa y dos puntitos como ojos que hemos visto mil veces en mil lugares diferentes) y  fue en 1999 cuando se decidió que a raíz de esa figurita, el primer viernes de octubre todo el mundo celebra esta efeméride. Además de ser una de las más bonitas que podrían existir, qué duda cabe, el Día Mundial de la sonrisa trajo consigo la creación de una bonita institución: la “Harvey Ball World Smile Foundation” (Fundación mundial de la sonrisa Harvey Ball), que nacía en 2001 coincidiendo con la muerte de Ball.

Desde su creación, el logotipo de Harvey Ball ha evolucionado mucho pero también es cierto que al mismo tiempo es un idioma universal que entiendo todo el mundo. Hoy, por ser mamás y por ser nosotras, tenemos que sonreír más que nunca para celebrar esa efeméride. Además, te traemos un vídeo que está emocionando a medio mundo (papis y mamis más aún). A ver qué te parece.

Imagen| Bigstockphoto