fbpx

El Real Automóvil Club de España (RACE) acaba de lanzar una campaña para concienciar a la población de los cambios que se realizaron en la normativa de sillitas de coche de los bebés en julio de 2013. Esta campaña de concienciación se está basando sobre todo en la repartición unos 500.000 folletos en los que se explica esa nueva homologación “i-size”. Una aprobación de la que destacan algunos puntos como que ahora las categorías ya no se basan en el peso de los niños, si no en su estatura. De este modo, las sillas deben superar una nueva prueba de impacto lateral además de colocarse en sentido inverso a la marcha.

El objetivo principal de esta campaña de concienciación, así como de la propia norma, es reducir el número de menores que son víctimas de accidentes de tráfico que en 2012 se situó en el 23% según cifras de la DGT. El impacto en caso de accidente que sufre un niño si va en una silla debidamente homologada, es mucho más reducido que si no se han cumplido estas nuevas normas. Esto se explica porque los modelos con respaldo y protección lateral son mucho más seguros que los alzadores que habíamos estado utilizando hasta ahora.

Sin embargo estas cifras no son las únicas llamativas que se han descubierto en los últimos tiempos. Se calcula que sobre el 26,6% de los sistemas de retención infantil (SRI)  que se analizaron en el último estudio de seguridad por algunos clubes automovilísticos, las cifras son escalofriantes e “insatisfactorias” para los propios profesionales. En el informe del que se extraen los datos se analizaron un total de 15 sillitas infantiles que se encuentran a la venta en el mercado . Cuatro de estas sillas (Nania Baby Ride, Römer Max-Fix, Axkid Kidzofix y Römer Xtensafix) fueron calificadas como “muy insatisfactorias”. La califcación de “muy satisfactoria”, que en realidad se supone que es la que deberían tener todas las sillitas, tan solo la recibió una de las analizadas: la Cybex Juno 2-Fix. Dato, sin duda alguna, a tener en cuenta cuando vayamos a escoger la mejor sillita para nuestro pequeño.

Fuente|El País
Fuente|20Minutos
Imagen| Bigstockphoto