fbpx

Como te comentábamos en un artículo anterior, no debes asustarte si detectas unas manchitas rojas alrededor de los genitales de tu bebé y de las nalgas. Es una simple irritación producida por llevar el pañal todo el día, que experimentan muchos muchos niños, y que en la mayor parte de los casos ni siquiera requiere revisión médica. La cosa cambia, como ya te avisábamos, si la piel del bebé comienza a tener heriditas, pus, ampollas… o incluso si el pequeño empieza a tener fiebre.  En ese momento, es hora de acudir al médico para que dé una solución rápida.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar estos sustos y que el culito de nuestro bebé siempre esté bien? Hay multitud de consejos y remedios caseros muy útiles, que van pasando de madres a hijas y que te vamos a resumir hoy en estas líneas. Un buen consejo es darle el pecho a tu bebé tanto tiempo como sea posible. Es precisamente esa leche la que lo hace fuerte y resistente a enfermedades y virus y por lo tanto, no tendrá la necesidad de tomar antibióticos que en muchos casos son el origen de esta irritación de pañal. Cuando le pongas el pañal al bebé, intenta no ceñirlo mucho a su cuerpecito, que pueda circular el aire y evitar la creación de humedad. Si has optado por los pañales de tela, no los laves con suavizantes porque estos pueden irritar la piel. Mejor utiliza sólo agua caliente y aclarar varias veces.

Ten en cuenta que tu pequeño acaba de llegar al mundo y que cualquier cambio que experimente, por muy insignificante que sea para ti, para él es un gran paso. Por ejemplo, la introducción de alimentos sólidos en su dieta, que modificarán el número y también la composición de las deposiciones. Debes ir despacito y poco a poco, esperar un par de días o tres antes de darle un nuevo alimento, sólo así sabrás qué alimento es el que está provocando esta irritación, en caso de que la hubiera.

Para concluir, un consejo muy simple, pero que siempre funciona. Cambia cuidadosamente el pañal a tu bebé, limpia bien su piel y asegúrate de secarla con toallitas y toallas, pero sin frotarla, recordemos que es un pequeño muy sensible.  Y tú, ¿tienes algunos trucos más para prevenir la irritación del culito de tu bebé? Cuéntanoslos porque nos interesan!

Fuente|Babycenter.com 

Imagen| Bigstockphoto