fbpx

Si estáis esperando un bebé, o estáis pensando en hacerlo pronto, este post os interesa mucho. Hoy vamos a hablaros de la importancia del ácido fólico, antes y durante el embarazo. Seguramente ya sepáis de antemano la relevancia que tiene esta vitamina, pero por si no lo sabéis aún hoy queremos daros toda la información fundamental sobre el tema. Recordad que, el ginecólogo será la persona adecuada para guiaros a la hora de tener un bebé.

Todos habéis oído en innumerables ocasiones la importancia de consumir ácido fólico pero, ¿sabéis por qué se relaciona directamente con el embarazo?

¡Aquí vais a descubrirlo!

¿Qué es el ácido fólico y dónde se encuentra?

El ácido fólico (también conocido como vitamina B9), es una vitamina que pertenece al grupo B y es vital y necesaria para el desarrollo normal del cuerpo humano, ya que está involucrada en la maduración de proteínas estructurales y hemoglobina, entre otros. Es indispensable durante el embarazo ya que tiene la función de prevenir defectos del tubo neural (cerebro y médula espinal).

Podemos encontrar esta vitamina dentro de las verduras de hoja verde, como la espinaca y las acelgas, las legumbres, así como en algunas frutas como la naranja, la fresa y el melón. También está presente en la cerveza, pero como sabrás si vas a ser madre y te gusta mucho esta bebida, debes consumirla sin alcohol.

¿Por qué es importante su consumo durante el embarazo?

Ya os hemos dado una pequeña pista arriba. El ácido fólico es muy importante durante el embarazo ya que puede prevenir deformaciones en el cerebro y en la columna vertebral del bebé, tales como la espina bífida. Además, si un bebé tiene déficit de esta vitamina puede desarrollar otro tipo de problemas como ser prematuro, pesar menos de lo normal al nacer etc, todas ellas pueden dar lugar a complicaciones. Por eso, es muy importante adaptar la dieta y tratar de incluir alimentos ricos en esta vitamina antes y durante del embarazo.

Además, la falta de ácido fólico durante la gestación no solo afecta al feto, también puede afectar a la madre, ya que puede asociarse a enfermedades de la gestación como la preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo, que puede provocar daños en órganos como el hígado) entre otras.

¿Cuándo comenzar a tomar ácido fólico?

Durante las 4-8 primeras semanas de gestación se forman los órganos principales del feto, por ello es muy importante dar al embrión la cantidad necesaria de ácido fólico para su correcto desarrollo. Pero tomar esta vitamina no es solo necesario en la primera fase del embarazo, también es muy importante comenzar a consumirlo en los meses previos al embarazo. Por ello, lo mejor es que en cuanto penséis que queréis ser padres, acudáis a vuestro médico de cabecera o al ginecólogo para que os aconseje y os indique como proceder. Lo ideal, es adaptar la dieta al menos entre cuatro y ocho semanas antes de intentar concebir.

Si os estáis preguntando porqué, la respuesta es sencilla. Durante el primer mes de embarazo se forman órganos importantes, y justo coincide con el periodo en el que muchos padres aún no saben que van a serlo, por ello, es importante preparar el organismo con antelación.

Normalmente la dieta mediterránea, rica en frutas y verduras provee de una buena cantidad de la vitamina B9. Pero, lo normal es que el médico os recete un complemento vitamínico añadido para asegurar que se ingiere la cantidad necesaria de ácido fólico diaria, y por tanto que se fomenta el desarrollo sano del bebé, a la vez que se cuida de la madre.

La cantidad diaria necesaria de ácido fólico es de 400 mg para asegurar el correcto desarrollo del embarazo. Consumir una cantidad mayor no quiere decir que vaya a ser mejor. Lo importante es que no falte en la dieta, ni en el suplemento vitamínico que os recetará vuestro médico de confianza.

Seguro que ahora entendéis un poco mejor la importancia de tomar esta vitamina tanto en la gestación, como en la fase previa, ya que con ello podréis prevenir problemas, y cuidar de la salud de vuestro hijo desde antes de su nacimiento.

Esperamos que nuestro post os haya resultado útil, y que os ayude a vivir la experiencia del embarazo y de ser padres que a fin de cuentas, es toda una aventura.

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios sobre este post, o sobre temáticas que te gustaría que tratemos en este espacio, y no olvidéis seguirnos en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Qué paséis un feliz día!