fbpx

derechos del niño

Hace algunos días celebrábamos el día de la Constitución Española, un documento que era aprobado en referéndum en nuestro país un 6 de diciembre de 1978 y creado con el objetivo de “establecer  la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien” de quienes integran la nación. Pues bien, muy ligada a esta carta Magna, está también la Declaración Universal de los Derechos humanos. Más aún estos días en los que lamentamos la muerte de Nelson Mandela, una de las de las personas que más luchó por estos derechos. Para rendir un homenaje a nuestra Constitución, a Nelson Mandela a los Derechos Humanos y sobre todo sin perder la visión de nuestros pequeños, hoy vamos a repasar algunos de los derechos fundamentales de los más peques. Porque da igual que estén ya con nosotros o que vengan en camino el caso es que los queremos por encima de todo y por encima de todo debemos velar por sus derechos y también por los de los que son como ellos y desgraciadamente no han tenido la suerte de nacer en un mundo como el nuestro.

La declaración sobre los Derechos del Niño fue formulada de alguna manera en Ginebra en 1924 (Declaración de Ginebra), pero hasta 1959 no se aprobó con este nombre como tal por la Asamblea General de las Naciones Unidas que realizó en el texto original algunas modificaciones necesarias, teniendo muy presente aún la II Guerra Mundial que acababa de terminar. Esto supuso algo revolucionario en lo que a consensos de este tipo se refiere durante esta época. Fue sin duda un precedente.

En esta declaración se reconoce el derecho universal del niño a ser reconocido como un ser humano “capaz de desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y dignidad” Y aunque no especifica la edad a partir de la cual un niño comienza o termina su infancia, sí que resalta que todos los niños deben tener una protección legal después del nacimiento, pero también antes.  Los diez principios que componen la declaración de los Derechos del Niño y que deberíamos tener muy presentes día a día son los siguientes:

1. El derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.

2. El derecho a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social del niño.

3. El derecho a un nombre y a una nacionalidad desde su nacimiento.

4. El derecho a una alimentación, vivienda y atención médicos adecuados.

5. El derecho a una educación y a un tratamiento especial para aquellos niños que sufren alguna discapacidad mental o física.

6. El derecho a la comprensión y al amor de los padres y de la sociedad.

7. El derecho a actividades recreativas y a una educación gratuita.

8. El derecho a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia.

9. El derecho a la protección contra cualquier forma de abandono, crueldad y explotación.

10. El derecho a ser criado con un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal.

Imagen| Bigstockphoto