fbpx

Ya estamos con nuestro pequeño en casa y después de unos días de ajetreo, visitas y un sin parar en el hospital, nos hemos quedado a solas con él. Es la primera vez que sucede desde que lo hemos tenido y nos surgen un montón de miedos, dudas y preguntas. Una de ellas: ¿ahora qué? Pues bien, dentro del conjunto de cosas esenciales que tenemos que tener en cuenta para que nuestro bebé crezca fuerte y sano es el tipo de vacunas que debemos administrarle.

Aunque el calendario de vacunación no suele variar mucho de un año a otro, sí es cierto que cada año el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, que está formado por pediatras expertos en vacunación, revisa novedades sobre nuevas vacunas y enfermedades y sobre eso elaboran el calendario cada temporada. Precisamente desde ahí nos recomiendan estar al día del cumplimiento de estos calendarios (de los que son conocedores nuestros médicos y el personal sanitario cualificado) para evitar exponer a nuestros pequeños a riesgos innecesarios.

Hay que tener en cuenta que dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos  el calendario de vacunación de nuestro pequeño variará. Es por eso que desde AEP establecen tres tipos de vacunas diferentes que vamos a analizar hoy para tener un poquito más claro a las vacunas que nos tenemos que enfrentar. En primer lugar existen las vacunas sistemáticas, que son aquellas que se tienen que administrar a todos los niños y adolescentes independientemente de la Comunidad Autónoma en la que residan. Dentro de este grupo se encuentran hepatitis B, difteria, tétanos, tos ferina, polio, la bacteria Haemophilus influenzae tipo b, meningococo C, sarampión, rubeola y paperas. En el caso de la neumococo, tan solo está integrada en Galicia y País Vasco.

El segundo grupo que distinguen desde la AEP son las vacunas recomendadas que, como su nombre indica, son vacunas que deberían darse en todas las Comunidades Autónomas, pero que no son tan importantes como las anteriores (sobre todo porque suponen un dilema en relación a la financiación pública). Se considera vacunas recomendadas: la del rotavirus en lactantes y contra la varicela en niños pequeños. De estas vacunas tan sólo la de la varicela en menores de 2 años está incluida en comunidades como Navarra, Madrid, Ceuta y Melilla.

Por último, existen los grupos de riesgo, que son aquellos niños que se encuentran en una situación de riesgo especial y que necesitan, por lo tanto, que se les suministren vacunas como la de la gripe o la de la hepatitis A. De estas dos, sólo la última se administra de forma universal en los calendarios autonómicos de Cataluña, Ceuta y Melilla.

Teniendo esto más o menos claro, y consultando siempre la opinión de los expertos, nos será mucho más sencillo estar al día de las novedades que vayan surgiendo relacionadas con este tema.

Fuente|Vacunas AEP

Imagen| Bigstockphoto