fbpx

Vivimos en un mundo donde el exceso de trabajo y los quehaceres diarios nos obligan a no tener tanto tiempo libre como nos gustaría. Y mucho menos para estar con nuestros hijos. Es por eso que muchas veces no nos damos cuenta y bien porque lo hacemos nosotras mismas o bien porque lo hacen las cuidadoras con los que las dejamos, nuestros pequeños se pasan la mayor parte del día escuchando la tele, la radio, música… pero nadie les habla directamente a ellos. Podemos pensar: “son pequeños y no nos entienden”. Pero lo cierto es que numerosos estudios han demostrado que esto no es así, y que los niños a los que se le ha hablado directamente desde bien pequeños muestran  más facilidad de asimilar el lenguaje y el vocabulario cuando son mayores.

Uno de esos estudios, el de los investigadores de Psicología de la Universidad de Stnadford, desveló que un gesto así contribuye a desarrollar de una gran manera las habilidades lingüísticas de nuestros pequeños. Esto es debido porque los pequeños aprenden más rápidamente a procesar el lenguaje. Algo así se demostró a través del estudio de diferentes hogares en los que se analizó el comportamiento de los niños y los padres. Sobre todo, aquello que escuchaban los niños en su día a día. Los resultados fueron que los niños que habían tenido un habla más directa por parte del entorno al cabo de 24 meses tenían un vocabulario mucho más amplio. Aquellos que no habían estado tan expuestos a estas personas hablando no habían desarrollado igual su vocabulario. De este modo se vuelve a ratificar la importancia de la interacción con los pequeños a la hora de educarlos.

El estudio, que se publicó en “Psychological Science”, también tuvo en cuenta el estatus social de cada niño analizado. De este modo, aquellos pertenecientes a un estatus más alto registraban un mejor lenguaje que los que no. No obstante, también quedó registrado en el estudio, que aquellas madres que habían hablado a sus hijos mejorando así su nivel de lenguaje, no sabían que al hacerlo les estaban ayudando a aprender.

¿Vosotras qué opináis? ¿Habláis con vuestros pequeños?

Fuente| Aprendemas.com

Imagen| Bigstockphoto