fbpx

Viajando con los peques de la casa, la idea del balneario se hace un poco difícil. Relax asociado a niños no siempre es sencillo, ya que precisamente lo que estamos buscando es descansar de la rutina y desconectar durante unos días o unas horas. Los balnearios son cada vez más una opción bastante solicitada por todos. Los podemos encontrar tanto en el centro de las ciudades como en zonas de montaña o playa, y no requieren siempre el tener que estar alojados en ellos para poder disfrutar de sus instalaciones, siendo posible disfrutar de ellas durante unas horas. El ritmo vertiginoso que nos imprimen nuestras obligaciones diarias necesita de vez en cuando un respiro en medio para poder coger aire y continuar.

Ahora mismo este tipo de establecimientos ofrecen una gran variedad de posibilidades para que podamos descansar durante unas horas al día y que también podamos compartir el resto del día con nuestros hijos. Dependiendo de las edades de los niños ya hay muchos balnearios que permiten el acceso a las piscinas a los peques de la casa, si bien es verdad que si son demasiado pequeños el tema de los circuitos termales, chorros y demás tratamientos no son recomendables a su edad. Sí que, por otra parte, pueden disfrutar de piscinas para ellos cada vez en más sitios. Incluso en muchos de ellos organizan actividades especiales para niños, paralelas a los tratamientos que nosotros podamos realizar, para así poder compaginar las dos cosas y que tanto niños como mayores puedan disfrutar cada uno con lo suyo.  Muchos de ellos cuentan con servicio de guardería, si se tratase de bebés de pocos meses, e incluso hay algunos donde hay actividades acuáticas para los niños, desde la natación al aqua-gym y otra serie de  juegos que a ellos les entretienen muchísimo.

Tanto si vamos a desplazarnos y pernoctar durante unos días, como si es solo para unas horas en el mismo día, lo mejor es consultar con el establecimiento en cuestión para así poder hacer nuestras actividades.

Imagen| Bigstockphoto