fbpx

cordon umbilical

Cuando aún lo tenemos bien protegido en nuestro interior, no sólo lo guardamos de las agresiones externas mientras crece; también lo alimentamos con nuestra propia sangre. Esto se produce a través del cordón umbilical, que aporta los nutrientes de nuestro organismo a la placenta y extrae los elementos nocivos que produce. Esto es imprescindible para su correcto desarrollo, pero una vez nuestro bebé viene al mundo, deja de ser útil y cae.

El procedimiento es el siguiente: una vez fuera el bebé, se corta el cordón que aún lo une a nuestro interior y se pinza para evitar derramamientos. Con el paso de los días se secará y caerá, dejando al descubierto una pequeña cicatriz que será el ombligo. Hay que cuidarlo bien para evitar infecciones y cierres en falso.

Para ello hay que limpiarlo muy delicadamente con una gasa estéril impregnada en alcohol o en el producto que nos haya recomendado nuestro pediatra. Hay teorías que desaconsejan este tratamiento y lo reducen a agua templada y jabón neutro: que sea nuestro especialista, en cualquier caso, el que valores los pros y los contras de cada uno de ellos. Las curas han de hacerse a diario, observando cómo evoluciona y acudiendo a nuestro especialista en cuanto notemos algún tipo de inflamación o secreción no normal en la herida. Es conveniente dejarlo fuera del pañal para evitar que se reblandezca o moje con el pipí.

La heridita que queda al caer el cordón cicatrizará en pocos días, pero también hay que atenderla y cuidarla. En estos primeros momentos nuestro bebé carece de muchas de las defensas que irá adquiriendo con el paso del tiempo, con lo que se muestra mucho más sensible a los ataques oportunistas de todo tipo de patógenos. Una vez cerrada hemos de observarla de tanto en cuanto para comprobar que no ha sido un cierre en falso, hasta que estemos completamente seguras de que todo está correcto.

A partir de entonces quedará ese bello ombliguito que le recordará siempre, como a nosotras, que una vez fue parte de nuestro propio cuerpo.

Imagen| Bigstockphoto