fbpx

Consejos para cuidar la piel de los peques

La piel de los peques tiene unas características especiales que la hacen diferente a la de los adultos. Es más fina y posee una mayor sensibilidad y permeabilidad frente a los elementos externos. Además, la superficie de piel de un bebé respeto su peso corporal es superior a la de los adultos, tienen menos vello y unos mecanismos de defensa que todavía no se han desarrollado del todo. Estas diferencias hacen que la piel de los peques sea especialmente sensible a la acción de los agentes externos y por tanto, que requiera de una atención y cuidados especiales.

A continuación os contamos algunos consejos para cuidar la piel de los peques

Hidratación:
Debemos hidratar la piel de los peques desde el nacimiento, pero siempre utilizando cremas específicas para bebés, que contengan los menos perfumes posibles, ya que en ocasiones pueden ser un agente irritante para sus pieles, finas y sensibles. 

El momento del baño puede ser una ocasión perfecta para utilizar un aceite o una crema hidratante y aprovechar la humedad que posee la piel en esos momentos para hidratarlos a diario.

Ropa:
Como ya hemos comentado la piel de los peques es muy sensible a los elementos externos, entre los que se encuentran las sustancias químicas. Por eso es importante prestar atención a las prendas de vestir que usamos.

Siempre que sea posible debería de ser ropa de algodón natural, preferiblemente orgánico, que es transpirable y no lleva fibras sintéticas. Es importante recordar cortar bien las etiquetas antes de ponerle las prendas al peque, pues su roce puede irritar su piel y hasta hacerles rozaduras.

Debemos lavar la ropa, también la de cama, antes de ponérsela por primera vez y hacerlo siempre con jabones naturales, diseñados para su piel, sin usar suavizantes y enjuagar dos veces. 

Paseos:
La piel de los peques también necesita cuidados fuera de casa. Durante los meses de otoño e invierno,  al salir de paseo, debemos cubrir las zonas más delicadas para protegerlos de la acción deshidratante de los elementos atmosféricos más agresivos: frío, viento y sol. 

Los pediatras advierten de que nunca hay que exponer a bebés de menos de seis meses al sol directo, ni siquiera aplicándoles filtros solares de la más alta protección.

Pañal:
Para evitar irritaciones en la piel es conveniente usar pañales dermatológicamente testados. Los pañales Chelino lo están. Además, incluyen una loción con ingredientes naturales que ayudan a mantener la suavidad en la piel del bebé y son libres de látex y perfumes.

También es importante usar la talla correcta y no ponerlos demasiado apretados. La gama Chelino Nature incorporan una guía de colocación con indicador de tallas que servirá de gran ayuda para escoger siempre el pañal que mejor se ajuste al peque, asegurando su comodidad. Será su talla idónea si las tiras adhesivas se posicionan cómodamente en el espacio reservado a la talla, sin embargo necesitará una talla más si las tiras adhesivas exceden la zona detalla o una menos si se sitúan por dentro. 

Otro aspecto importante que debemos de tener en cuenta es que la humedad o el contacto con la orina y las heces, pueden favorecer la aparición de dermatitis del pañal, por eso debemos de cambiarlos de pañal en cuanto nos demos cuenta de que ha hecho caca o pipí, sin dejar que estos elementos queden en contacto con su piel durante un periodo prolongado. 

Por último es necesario limpiar con cuidado el área genital y tratar de eliminar todos los residuos. Para ello es recomendable el uso de toallitas específicas para bebés, como las toallitas húmedas Chelino que han sido dermatológicamente y oftalmológicamente testadas e incluyen elementos naturales, que respetan el pH de la piel. Además, su gran tamaño hace que sean muy prácticas y sencillas de utilizar.

Con estos consejos para cuidar la piel de los peques podemos prevenir irritaciones y proteger adecuadamente su delicada piel. No debemos de olvidar que la piel tiene memoria y acumula los daños que se le infligen desde la infancia, por eso es tan importante tomar precauciones para proteger la piel de los peques ¡¡Seguro que nos agradecerán estos cuidados!!