fbpx

POST BLOG 26 07 1

Cada año se diagnostica cáncer a cerca de 400.000 niños y adolescentes de entre 0 y 19 años. La clave está en la investigación, por eso la Fundación “El Sueño de Vicky” centra sus esfuerzos en recaudar fondos para que el cáncer infantil se estudie en profundidad y pueda haber tratamientos específicos para cada tipo de tumor.

En Chelino creemos que ahí está el secreto para aumentar la tasa de supervivencia de estos niños. Por eso, donamos 75.000 minutos de investigación ya que sin investigación no hay cura.

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes de todo el mundo y la primera entre niños de 2 a 16 años en nuestro país. Las tasas de curación más bajas se pueden deber al retraso en el diagnóstico, a la ausencia de diagnóstico preciso o a la falta de un tratamiento específico. En la mayoría de los casos, el cáncer en los niños no se puede prevenir, por lo que es importantísimo un diagnóstico precoz y correcto, y además, investigar sobre tratamientos eficaces y adaptados a los cuerpos en desarrollo de nuestros pequeños aventureros. 

Cuando el cáncer se diagnostica en una fase temprana es más probable que responda al tratamiento y por, lo tanto, aumentan las probabilidades de supervivencia. Se puede mejorar significativamente la vida de los niños con cáncer si este se detecta y se empieza a tratar pronto. 

El cáncer afecta a personas de cualquier edad y puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero en los casos de cáncer infantil, a diferencia del cáncer de adultos, no se conocen la mayoría de sus causas. Tan solo el 10% de los niños que padecen cáncer tienen una predisposición genética, es necesario seguir investigando para conocer otros factores. Se sabe que existen algunos factores de riesgo ocasionados por el VIH, el virus de Epstein-Barr y los parásitos que causan el paludismo. Al tener tan corta edad los factores ambientales o relacionados con hábitos no son tan determinantes como en el caso de los adultos. 

Los tipos de cáncer más comunes en el tramo infantil son las leucemias, el cáncer encefálico, los linfomas y los tumores cerebrales como el neuroblastoma y los tumores de Wilms. Es fundamental diagnosticar correctamente el tipo y la extensión del cáncer. 

Los tratamientos habituales son la intervención quirúrgica, la radioterapia y/o la quimioterapia. Además, es preciso prestar especial atención al desarrollo físico y cognitivo continuado y al estado nutricional del niño, para lo cual se requiere un equipo multidisciplinario específico. También existen cuidados paliativos que mitigan los síntomas provocados por el cáncer y mejoran la calidad de vida de los pacientes y de sus familias. 

En 2018, la OMS puso en marcha la Iniciativa Mundial contra el Cáncer Infantil cuyo objetivo es alcanzar una tasa de supervivencia de, como mínimo, el 60% en todo el mundo de aquí a 2030. 

Esta iniciativa se enmarca en las medidas encaminadas a lograr las metas previstas en el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, entre ellas reducir la mortalidad prematura a causa de estas enfermedades y alcanzar la cobertura sanitaria universal. 

Desde Chelino, con vuestra ayuda y confianza, ponemos nuestro granito de arena para que estos objetivos se cumplan. Por eso, hemos puesto todo nuestro corazón en este proyecto junto con “El Sueño de Vicky”.

También puedes apoyar esta iniciativa en el perfil de Instagram y Facebook de Chelino®

Descubre más sobre el proyecto aquí.