fbpx

CÓMO ACTUAR CON NUESTROS HIJOS EN LA SITUACIÓN SANITARIA ACTUAL

Vivimos momentos de mucha incertidumbre debido a la crisis del Covid19. En estos días, son muchos los padres que nos preguntan cuestiones referentes a sus hijos para intentar no acudir a urgencias evitando desplazamientos innecesarios y posibles contagios. Pero no siempre es fácil saber cómo diferenciar lo que es grave de lo que requiere otro tipo de actuación. Por ello nos parece que puede resultar útil hacer una guía sencilla, basándonos en fuentes oficiales, de cómo proceder en los casos más frecuentes.

¿CÚANDO ES NECESARIO ACUDIR A URGENCIAS HOSPITALARIAS?

Aunque en el momento actual es muy importante evitar acudir a un centro sanitario si no es imprescindible, los niños se siguen poniendo malos y siguen existiendo patologías cuya valoración es importante, sin que esta se pueda demorar. 

Siguiendo las recomendaciones publicadas recientemente por la SEUP (Sociedad Española de Urgencias Pediátricas), daremos unas pautas orientativas sobre cómo debemos actuar.   

Debes solicitar ayuda de forma inmediata (llamar 112 o acudir a urgencias) si tu hijo presenta alguno de los siguientes síntomas:

– Dificultad respiratoria grave.

– Atragantamiento y dificultad para respirar, salivación o vómitos constantes.

– Mala coloración en piel (piel moteada, palidez cutánea).

– Hinchazón de labios, lengua, cara o párpados con dificultad respiratoria, vómitos o mareo.

– Pérdida del conocimiento, somnolencia excesiva o irritabilidad.

– Movimientos anormales.

– Traumatismo craneal con pérdida de conocimiento.

– Fractura abierta (se visualiza hueso).

– Herida profunda con sangrado abundante que no cede tras presionar al menos 10 minutos.

Debes acudir a urgencias siempre que tu hijo presente:

– Dificultad respiratoria (si se marcan las costillas al respirar, respira muy rápido, se le hunde el pecho, muevo mucho el abdomen…).

– Fiebre ≥ 38ºC en menores de 3 meses o a cualquier edad con fiebre >40.5ºC.

– Manchas rojas por la piel que no desaparecen al presionar con el dedo

– Hinchazón de labios, lengua, cara.

– Mareo, rigidez de nuca, pérdida de fuerza, dolor de cabeza intenso que no cede con analgesia habitual o le despierta por la noche.

– Vómitos continuos que no permiten tolerar líquidos o deposiciones muy abundantes de tal forma que no da tiempo a reponer las pérdidas.

– Signos de deshidratación: mucosa oral seca, ojos hundidos, llanto sin lágrima, orina escasa.

– Rechazo de ingesta en < 1 mes.

– Dolor abdominal continuo, localizado en lado derecho, abdomen duro…

– Ingesta de productos tóxicos, objetos punzantes, pilas o imanes.

– Herida profunda que precisa sutura.

– Traumatismo con deformidad.

En el resto de patologías, deberíamos intentar consultar con nuestro pediatra a través del centro de salud, para su valoración. Así mismo, existen unas hojas informativas para los padres con recomendaciones sobre patologías frecuentes  realizadas por la SEUP,  que pueden ser de gran utilidad.

¿QUÉ OCURRE CON LA PATOLOGÍA NO URGENTE? ¿DEBO ACUDIR A LAS REVISIONES Y VACUNACIÓN DE MI HIJO?

Son muchos los padres que en estos momentos consultan por la necesidad de valoración de su pediatra, así como para acudir a las revisiones y vacunas que tienen concertadas en su centro de salud durante estas semanas de confinamiento.

Actualmente la mayoría de los centros de salud permanecen abiertos con su horario habitual. La principal diferencia en cuanto a su funcionamiento, es que se intentará realizar la atención de forma telefónica siempre y cuando sea posible. Para ello, los centros se han organizado dotando a su personal de distintas funciones: atención telefónica, atención de pacientes respiratorios, atención de revisiones de salud y vacunas, etc.Todo con la máxima seguridad y en función de los profesionales e infraestructuras disponibles, siguiendo las directrices de cada comunidad autónoma. 

Muchas de las consultas que realices, tu pediatra te las podrá solucionar de forma telefónica tras conocer los síntomas del paciente y realizarte algunas preguntas (incluso puede ser útil el correo electrónico para enviar imágenes). En el caso que sea necesario explorar al paciente, te indicará si debes acudir al centro de atención primaria u hospital. Por tanto, es importante que intentes contactar telefónicamente con tu centro para hablar con tu pediatra o enfermera.

También puedes solicitar hablar con tu enfermera en cuanto a dudas referentes a cuidados generales y alimentación. En la página de la Asociación Española de Pediatría están publicadas unas guías sobre la introducción de alimentación complementaria que pueden servir de gran ayuda. 

En el caso de que necesites acudir al centro de salud, debes tener claro que se han adaptado para intentar cumplir con las máximas medidas de seguridad. Normalmente, a la entrada, suele haber uno o más profesionales preguntando por el motivo que acudes y te indicarán dónde debes esperar o como proceder. Habitualmente los centros están divididos en distintas áreas para intentar separar a los pacientes que deben estar aislados con sintomatología respiratoria o infecciosa, del resto. Así mismo, te indicarán las medidas de protección que debéis adoptar (uso de mascarilla, guantes…).

En cuanto a las revisiones de salud y la vacunación, el Ministerio de Sanidad recomienda posponer las mismas hasta que pase la emergencia sanitaria con la excepción del control del recién nacido (a los 15 días o antes) y la vacunación de los menores de 15 meses, embarazadas y vacunación en poblaciones con riesgo elevado, que han de ser prioritarias.

El motivo de que las vacunas hasta los 15 meses sean prioritarias, es que muchas son “primeras dosis” que se administran contra patógenos con las que el niño se inmuniza, siendo las vacunas posteriores “recuerdos” de las mismas que pueden esperar. Lo ideal es que contactes con tu centro de salud para que te digan cómo has de proceder. También se recomienda posponer las revisiones de patologías crónicas que están bien controladas.

Para la prescripción de medicación, se intentará hacer a través de la receta electrónica (implantada en la mayoría de los centros) para que tras hablar telefónicamente con tu médico y pautarte el fármaco que necesites, solo sea necesario acudir a la farmacia con la tarjeta sanitaria del paciente o DNI, para obtenerlo.

¿EXISTEN OTRAS OPCIONES PARA SOLUCIONAR DUDAS?

Aparte de contactar con tu centro de salud para responder cualquier duda que te pueda surgir, ante la pandemia actual se han creado varias iniciativas de plataformas y páginas web donde participan profesionales de forma altruista (médicos de distintas especialidades y psicólogos), para intentar solucionar consultas médicas leves y evitar la sobrecarga de hospitales y centros de salud. Un ejemplo es: https://www.citamedicaencasa.es/, que también pueden ser de ayuda.

Esperemos que esta situación no dure mucho y poco a poco podamos volver a la normalidad lo antes posible.

Cristina Sánchez Vaquerizo

Licenciada en medicina. 

Especialista en Pediatría y Cardiología Infantil del Hospital Puerta de Hierro – Majadahonda