fbpx

No lo confesarías nunca, al fin y al cabo, este es el momento por el que tanto has luchado, pero… te preocupa. Y es que siempre has sido coqueta, un pelín presumida, y saber que vas a engordar, que tu cuerpo ya no será el mismo, que no te podrás poner esas prendas que tanto te favorecen y con las que tan a gusto estás… confiésalo, quieres seguir tan bella como siempre en tu embarazo.

Esto es algo perfectamente normal. No has dejado de ser tú misma, con tus deseos y preocupaciones. Sólo que has de adaptarlos a tu nueva situación. Y, créeme, puedes lucir perfectamente maravillosa en estos meses de aventura hasta que tu bebé esté aquí.

Durante el primer trimestre casi nunca se nota barriguita, de forma que tu imagen apenas si se verá alterada. Y a partir del segundo, que es cuando empieza a tomar forma, te sentirás mucho mejor, ya que la mayor parte de las molestias habrán remitido. Contarás a tu favor con el famoso “halo” que se dice que rodea a las embarazadas: una cierta belleza serena, un mejor color de rostro y un aura de felicidad. ¡Aprovéchalo!

No dejes de lado, sin embargo, los tradicionales consejos de belleza. Ten en cuenta que ahora consumes mucha más energía: el descanso será fundamental, así como la hidratación y el cuidado de la piel. Que tu médico te recomiende el régimen alimentario más adecuado para ti: comer sano no sólo garantizará el futuro bienestar de tu bebé, también logrará que luzcas más bella que nunca.

Es probable que los cambios hormonales que estás experimentando alteren el pH de tu piel o cabello. Hoy en día no presenta mayor problema que el de cambiar a un producto específico para tu nueva situación. Si en tu día a día sacas partido de tu silueta, aprovecha ahora para exhibir la barriguita con orgullo. Diseñadores de prestigio se han puesto manos a la obra para crear modelos para embarazada de lo más favorecedor: ¿qué mejor ocasión para lucir algo exclusivo?

Como ves, no existe excusa para no sentirse bella durante el embarazo.

Imagen| Bigstockphoto