fbpx

¡Al agua patos! Por qué ir a la piscina con tu baby todo el año

Muchas mamis y papis se preguntan a partir de qué edad es bueno empezar a llevar a sus chiquitines a la piscina, pero esta no es la única cuestión que se plantean… ¿Tengo que llevarlo con traje de baño? ¿Es recomendable usar protección para proteger su piel del cloro? ¿Le ayudará a potenciar sus habilidades motrices?

Sobre esta última cuestión y otras relacionadas con los beneficios de la natación, vamos a hablar hoy. Recuerda, que el verano no es la única estación del año para disfrutar del agua juntos. ¿Estás preparado para sumergirte junto a tu peque en una nueva aventura?

¡Cómo se desarrolla! ¡Genial!

Dentro del agua se abre un mundo de posibilidades para tu chiquitín. Para él no solo es un lugar donde moverse con libertad, sino también un espacio donde adquirir nuevas habilidades motrices. Al ser tan pequeño se activan todos sus sentidos y es capaz de mejorar su equilibrio y su desarrollo muscular, entre otras capacidades.

Además, cuando se sumerge, fortalece sus pulmones, lo que hace que le ayude a regular un poco sus ganas de ir al baño. No obstante, esta es la menor de tus preocupaciones ya que con Chelino Swimmer®, las fugas están bajo control.

¿Me quiere más? ¡Siii!

Desde que nace, tu pequeño está acostumbrado a estar contigo, pero en el agua es cuando realmente siente la necesidad de estar cerca de ti. ¡Eres su protección! Se encuentra en un momento en el que empieza a experimentar nuevas vivencias y aprendizajes. ¿Y qué mejor que de tu mano?

En el momento en el que el peque está en el agua siente la atención y seguridad que le das, lo que le hace sentirse más cómodo. Además, los ejercicios que haréis juntos le ayudarán a generar vivencias positivas. Y, cómo no, las recordará como una unión mutua.

Ooommm… ¡modo zen!

El agua es una zona en la que el bebé aprende a explorarse a sí mismo y ser libre. Por eso, encontrarse en ese espacio le ayuda a relajarse y mejorar el sueño.

Por otro lado, la estimulación acuática tiene propiedades que ayudan a relajar al pequeño por el continuo movimiento al que se ve expuesto. De ahí que la continua actividad, sumada a los grandes estímulos que le rodean dentro del agua favorecen su relajación.

Es por esto por lo que te recomendamos que tu baby comience pronto a reconocer la sensación acuática y todos sus beneficios.

¡Ya está haciendo amigos! 

Cuando es tan pequeño resulta complicado entenderle y saber resolver sus necesidades. Poco a poco, va aprendiendo a expresarse y a mostrar cuáles son sus preocupaciones, sus gustos y sus necesidades, entre otras cosas.

Si a esto le sumamos la estimulación que conlleva tener a más peques a su alrededor, puede volverse algo complicado. No obstante, el sentir que hay más pequeñines como él le puede ayuda a vencer el miedo a lo desconocido.

Algunos de los beneficios que tiene que tu peque vaya a la piscina son que adquirirá cualidades como aprender a relacionarse, a trabajar en equipo, a realizar actividades y juegos. Y es que todo ello le puede ayudar a ganar confianza para comunicarse y desarrollarse tanto interna como externamente.

Esperamos que todos estos consejitos te ayuden a ver que la piscina, a pesar de parecer una actividad temprana para tu peque es algo muy positivo para su desarrollo y crecimiento. Ya sabes que, ¡si tienes dudas Chelino® está para resolverlas!