fbpx

Viajes con niños, ¡sinónimo de aventuras!

La rutina y el estrés del día a día, ¿te impiden pasar todo el tiempo que te gustaría con tu peque? Las vacaciones de verano son el momento perfecto para recuperar ese tiempo. Piensa en todos esos lugares a los que te gustaría ir con él y todas esas actividades que tenéis pendientes y, ¡a disfrutar!

No obstante, también trae consigo muchas dudas que se pasan por tu cabeza y ahí uf, empieza el dilema. Por ejemplo, ¿a dónde vamos? ¿se adecúa a nuestros peques? ¿habrá suficientes cosas que hacer?

El término vacaciones tiene un significado muy diferente para los mayores que para los peques. Para los adultos es sinónimo de descanso, relax y desconexión; mientras que para los más peques es sinónimo de diversión.

Desde Chelino®, os traemos una lluvia de ideas para que podáis disfrutar de tiempo en familia y, a la vez, vivir las vacaciones al 100%.

¿Viaje en barco? ¡Ideaza!

Una de las mejores formas de unificar descanso y multitud de actividades es… ¡un crucero! Esta opción te permitirá junto a tu pequeño ­­descansar, conocer varias ciudades, disfrutar del mar y lo más importante, muchas actividades para que él se lo pase en grande.

Es recomendable que este viaje se realice a partir de los 6 meses de edad del peque. Al tratarse de un espacio cerrado y controlado, te permitirá tener mayor tranquilidad por lo que podrás disfrutar más con él.

Además, podrá aprovechar los espacios que proporcionan como discobabys, parques de juegos o actividades con sus personajes favoritos, entre otras cosas. Mientras tanto, tú podrás disfrutar de un cóctel al sol o incluso de excursiones organizadas.

¡Quiero este animalito!

La naturaleza es uno de los espacios más bonitos que nos rodean y que muy pocas veces se disfrutan. Por eso, este verano puede ser un gran momento para llevar a tu peque a un parque natural con animalitos.

Si eres amante de la naturaleza y del cuidado sostenible, visitar un espacio protegido natural que cuente con animales puede hacer que tu peque alucine en colores. Dar un paseo, conocer la flora y la fauna, respirar aire puro o hacer paradas para jugar y reír, ¡puede resultar emocionante!

Y por si lo que te preocupa es la higiene y protección de tu baby, no te olvides de llevar siempre en tu bolso unos cuántos pañales Chelino Nature®.

Splash!!

Con el calorcito que está haciendo este verano, sólo dan ganas de divertirse del aire libre y del agua, ¿a que sí? Cualquier sitio donde puedas relajarte y estar tumbado seguro que te parece una buena opción. Por ejemplo… ¿qué te parece pasar el día en un parque acuático?

Estas instalaciones representan una opción increíble para pasar un día diferente con tu peque. Es una experiencia refrescante y divertida que te permitirá estar cerca del rey de la casa.

Toboganes, piscina de olas, zona infantil, exhibiciones y juegos, son algunas de las opciones que tendrás si decides pasar un gran día. Y para mayor seguridad no te olvides de coger tus Chelino Swimmer®.

Cooking mama!

Mantener a tu pequeñín ocupado en todo momento supone un esfuerzo muy grande ya que no quieres dejar que se aburra. Y es probable que en algún momento te quedes sin ideas, pero cocinar puede ser tu salvación.

Por ejemplo, ¿a quién no le gusta el helado? Tu peque disfruta de este delicioso postre cada verano y qué mejor si está hecho por él mismo. Pasarás con él un rato súper divertido y entretenido. ¡Vaya planazo!

Esperamos que estas actividades que te planteamos resulten entretenidas para tu peque y, por supuesto, para ti también. Si te gusta lo que te hemos contado y decides realizar alguna de las actividades, ¡cuéntanoslo! Desde Chelino® estamos siempre deseando escucharte.