fbpx

Dudas

Consejos para cambiar a los niños

Al igual que para las niñas, lo ideal es limpiarle de delante hacia atrás. Si no has circuncidado a tu hijo, no intentes retraerle el prepucio para limpiárselo. Eso con el tiempo se le irá retrayendo poco a poco.

Consejos para cambiar a las niñas

Para dejar a tu hija limpita y cómoda, límpiale de delante hacia atrás para evitar manchar sus genitales. No te preocupes si en los primeros días tras el parto aparecen restos de sangre o secreciones. Es lo normal. Tu pequeña se está adaptando a los cambios hormonales.

Consejos para cuidar la zona del pañal

Mantener a tu bebé con el pañal limpio es tan importante como su alimentación. Conociendo los aspectos más importantes, te resultará fácil conseguir que tu pequeño este limpio, seco y cómodo sin problema.
Preparación
Reúne todo lo necesario para cambiarle el pañal:

  • Pañal limpio.
  • Pomada protectora o polvos de talco NO irritables.
  • Una toallita húmeda.
  • Una toalla para secarle bien.

Recuerda…

  • Nunca dejes solo a tu bebé en el cambiador. Puede caerse con un simple movimiento.
  • Quítale el pañal sucio lo antes posible y aunque te quede solo una toallita, evita limpiarle el culito con jabón. En el caso de que no puedas quitárselo solo con agua, utiliza un jabón suave o un paño con agua tibia e importante, sécale muy bien.
  • Si es necesario aplícale crema protectora antes de ponerle el nuevo pañal para prevenir sarpullidos.
  • Ten siempre cerca algún juguetito para que se entretenga y te sea más fácil cambiarle el pañal.

Entrenamiento para dejar de usar pañal.

El salto del pañal al baño, es un proceso lento y costoso. Durante el aprendizaje o entrenamiento del bebé para conseguir dar este gran paso, los pequeños deberán aprender dos cosas importantes: saber cuando quieren ir al baño, y aprender a controlar sus necesidades.
Guidas siempre por vosotros, los padres, podéis hacer que esta experiencia sea positiva para el bebé.
Para saber si tu hijo está preparado para el cambio, es importante:

  • Que sepa reconocer la necesidad de ir al baño.
  • Que vaya al baño solo y sepa desvestirsen.
  • Que sepa utilizar correctamente el baño.
  • Que consiga mantener limpia y seca su ropa interior durante todo el día.

 

PAÑAL Y ROZADURAS

Las rozaduras o dermatitis del pañal pueden llegar a ser muy molestas para tu bebé. Se producen por la humedad, por el roce del pañal, por el contacto de la piel con sustancian irritables como el pis o las heces o por infecciones por hongos, entre otras cosas.
Para evitarlas, debes mantener siempre seco el culito de tu bebé. Es de vital importancia, cambiarle varias veces de pañal y revisarlo después de cada comida. Cuando se lo cambies, límpiale bien y espera unos segundos a que se sequen las zonas del pañal antes de ponerle un nuevo. No so lo aprietes muchoy evita polvos de talco irritables.

¿Por qué sigue con dermatitis del pañal si lo bañamos cada noche?

Tengo un bebés de 11 meses que tienes dermatitis en la zona del pañal y no se lo quita. Le damos baños todas las noches y utilizamos una crema especial súper absorbente pero no hay forma. ¿Qué puede ser?
Este tipo de dermatitis suele estar relacionado con la irritación de la piel por culpa de la humedad de esa zona o por los cambios en el pH de la piel debido a las deposiciones. A esto también se le pueden añadir, infecciones secundarias debidas a hongos u otras bacterias.
Aparte de lo que ya estáis haciendo; baños diarios, uso de pañales súper absorbentes y cremas protectoras de piel, es aconsejable seguir estos otros consejos:

  • Cámbiale el pañal varias veces al día y no olvides nunca aplicarle la crema protectora. Cuanto menos tiempo esté la piel húmeda, mejor.
  • Sécale la piel perfectamente después del baño y aplícale de nuevo, la crema protectora. El uso de vaselina es una forma eficaz de crear una barrera protectora sobre la piel y protegerla de daños adicionales.
  • Si aun con cambios regulares de pañal y cremas protectoras no desaparecen o ves que empiezan a salirle pequeñas erupciones blancas con pus, puede tratarse de una infección causada por hongos o levaduras. Haz que tu pediatra o un dermatólogo pediátrico examinen a tu bebé.